¿Cuál es el futuro de la moda?

Con 6 temporadas de moda e infinidad de tiendas fast fashion alrededor del mundo, ¿cuál será el futuro de la moda?

¿Una moda con alta tecnología en sus textiles? ¿Prendas convertibles para el día y la noche? ¿Reemplazaremos la ropa por hologramas? Pero antes de llevar nuestra mente a ese futuro lleno de avances tecnológicos , lo mejor sería  mirar lo que tenemos hoy.

Hay un tema evidente del que muchas marcas han intentado pero no han logrado hacerse totalmente responsables: el impacto de la moda hacia el medio ambiente. Actualmente la industria de la moda es el segundo contaminador en el mundo detrás de la industria del petróleo, además es una de las que más vulnera a quienes trabajan a su alrededor (diseñadores, modelos, artesanos, entre otros).

Una prenda creada con poliéster -una de las fibras más utilizadas para realizar prendas- tarda de 20 a 200 años en descomponerse, dependiendo de las condiciones. Además, para su realización se necesitan aproximadamente 70 millones de barriles de petróleo y los tintes para teñirlo son tóxicos para los humanos.

Denim_11janeiro2018

Estamos ante moda cambiante, llena de tendencias efímeras que sólo consiste en ser rápida y barata. Somos tentados por los bajos precios de los productos. Pero en algún momento nos preguntamos ¿quién hizo la prenda? o ¿por qué es tan barata?

Sin duda, quitarnos la venda de los ojos y ver la realidad es lo que más trabajo nos cuesta (me incluyo). Pero necesitamos hacer el esfuerzo de ver más allá. De darnos cuenta de que ese precio accesible, puede traer un costo mayor para nuestro medio ambiente.

Esta situación caótica es precisamente la respuesta a nuestra pregunta. El futuro e la moda es que sea sustentable y que cuyo ciclo sea circular desde que se produce la prenda hasta que deja de ser utilizada. Emma Watson lo mencionó en la revista Vogue Australia “ha llegado el momento de una moda consciente.”

87a5fadc8aed122eb471daabe11fa2a7

Debemos alejarnos de esa moda que promete ser democrática, pero sólo en el acceso a las tendencias efímeras, olvidándose de toda la cadena de producción y calidad. Kelly Talamas ex directora en jefe de Vogue México y Latinoamérica compartió al periódico colombiano Heraldo su visión sobre la moda actual:

“Yo creo que el mundo en general está pasando por muchos cambios: tecnológicos, políticos y el global warming (calentamiento global), todos nos están afectando y es el tema de conversación que muchos están teniendo, incluyendo la moda, que es una forma de arte, y el arte siempre es de los primeros en reaccionar frente a lo que está ocurriendo. La mayoría estamos cuestionándonos y pensando cómo enfrentar esto, cómo ser responsables en lo que estamos haciendo porque venimos de muchos años de consumo masivo y momentos frívolos. Por eso considero que el tema más importante y del que se lleva hablando un poco más de un año en la industria es la sustentabilidad”

kelly_talamas_carta_de_la_directora_vogue_mexico_septiembre_2014_3435_600x315

Hay algunas marcas que ya han empezado a tomar acción. Por ejemplo, Stella McCartney, se ha comprometido a crear  diseños de manera responsable y lograr que su marca sea sinónimo eco-moda. Por otro lado la tienda Target se comprometió ante la Global Fashion Agenda a invertir 1 millón de dólares en tecnologías de reciclaje textil, con el objetivo de acelerar la transición a una industria circular de indumentaria. En el caso de H&M desde hace tiempo lanzó una línea de ropa llamada conscious, que es realizada con textiles reciclados y orgánicos, además acepta ropa usada a cambio de un descuento en su tienda. Pero a pesar de ello, sigue estando presente la producción masiva de prendas.

El futuro de la moda es que sea sustentable. Aquella que no te haga consumidor excesivo, sea consciente de las condiciones de trabajo de quienes realizan la ropa y cuide el medio ambiente. Sin embargo, no podemos dejar el cambio en manos de las empresas, aprovechemos esta moda de libre albedrío que vivimos y el eclecticismo para combinar nuestras prendas de diferentes maneras.

Reciclemos la ropa, veamos qué otro uso le podemos dar a ese pantalón, playera, blusa que ya no nos queda o gusta. También otra buena acción es vender nuestra ropa usada en bazares o donarla a quienes más la necesitan. Y sobretodo, apoyemos la moda local.

Who_made_my_clothes_header.jpg

La principal acción para no hacernos consumidores excesivos es preguntarnos antes de comprar algo, si en verdad lo necesitamos. También hacernos críticos, evaluar la calidad y preguntarnos quién lo hizo. Convirtámonos en consumidores más conscientes y analíticos. Si logramos hacer esto, encaminaremos el futuro de la moda hacia la sustentabilidad, que es lo que necesita nuestro planeta.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s