El choker más allá de una tendencia

Alguna vez llamado por la revista LIFE como collar de perro, ahora se ha convertido en una tendencia que vale la pena mirar detenidamente. Después de haber sido un fenómeno ochentero, hoy las boutiques de accesorios y los cuellos de muchas mujeres, especialmente teenagers, se ven decorados con este peculiar e histórico accesorio.

 

El nacimiento de esta tendencia aún es incierto, por un lado se sabe que los nativos americanos llevaban pegado sus cuellos huesos de pájaros como amuleto para protegerse la yugular. También, durante la revolución francesa, las mujeres se llegaron a atar cintas rojas, en memoria de aquellos que habían ido a la guillotina.


Pero a lo largo de la historia, puede verse mayor uso de éste dentro de la alta sociedad. Mujeres como Maria Antonieta, Ana Luisa de Parma y Ana Bolena, llegaron a cubrir su cuello con el choker, ésta última incluso colgaba una enorme letra “B” como referencia a su apellido. Por su parte, la princesa Alejandra de Dinamarca, lo utilizaba para cubrir una enorme cicatriz que había en su cuello.


De acuerdo a Yvonne Markowitz curadora del Museo de Bellas Artes de Boston, mucha de la joyería fina antigua, representaba la protección, ya que era vista como amuleto, y era algo que gozaban las clases sociales más ricas, pues eran los únicos que podían pagar por ella (The Atlantic, 2016). Es decir que el uso de esta gargantilla dependía del poder adquisitivo que tenían las mujeres de la alta sociedad, para poder pagar por joyas e incluso ajustarlo a la medida que ellas desearan, ya que nadie quería que la gargantilla le colgara.


No obstante, era un accesorio característico de las prostitutas, la obra “Olympia” de Édouard Manet, refleja el uso de éste. Aunque también las bailarinas en las pinturas de Edgar Dégas, también lo portaban.


El poder de este accesorio tuvo tal impacto que en los en los 70’s, que se llegó a ver en cuellos masculinos como en el de  Mick Jagger, Jimi Hendrix y Elvis Presley.


Lo interesante aquí, es que más allá del poder adquisitivo, fama o su uso como forma de amuleto, es al momento que éste es llamado collar de perro.


No se puede negar, que los cuellos no sólo se ven lindos, sino que también les da un toque sexy, pero valdría la pena recordar, que la palabra “choker”, viene del inglés “choke”, que significa ahogar.

En el porno o prácticas sexuales sadomasoquista el collar de perro, es comúnmente utilizado. Su uso indica sumisión o humillación erótica. Hay quienes sólo lo utilizan por simple fetichismo.


La propuesta de esta tendencia ¿qué es lo que querrá decirnos? Precisamente en este momento en el que se busca liberar a la mujer o llegar a un punto de equidad entre hombres y mujeres, ¿por qué se propone este accesorio? Representará ¿protección? Como los nativos americanos ¿sumisión? Como en el sadomasoquismo o ¿empoderamiento? Como en la alta sociedad.


No hay duda, que la forma en la que nos vestimos refleja la forma en la que pensamos y los cambios sociales que se viven.

Referencias

Antiques . (2016). Obtenido de http://antiques.about.com/od/victorianandedwardian/a/DogCollarNecklace092710.htm

The Atlantic. (10 de octubre de 2016). Obtenido de theatlantic.com

University of Cambridge. (2016). Obtenido de http://dictionary.cambridge.org/dictionary/english/choke

Anuncios

2 comentarios sobre “El choker más allá de una tendencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s